Elon Musk utiliza una estrategia antigua de pensamiento crítico para ser más listo que los demás

Antes de convertirse en el emprendedor que cambió al mundo, Elon Musk estaba encaminado a convertirse en un físico — incluso comenzó un Ph.D. en Física Aplicada en la Universidad de Stanford.

Pero mientras que abandonó el programa después de unos cuantos días, el campo le dejó una impresión al futuro billonario.

Quizá lo más crucial, lo entrenó en los “Primeros principios del pensamiento,” un tipo de indagación que persigue inexorablemente los fundamentos de un problema.

"Creo que es importante razonar desde los primeros principios en lugar de por medio de la analogía,” dijo Musk en una entrevista con Kevin Rose.

“La forma normal con la que conducimos nuestras vidas es porque razonamos por analogía,” dice “[con analogía] estamos haciendo esto porque es como algo más que ya fue hecho, o es como lo que otras personas están haciendo.[Con los primeros principios] reduces las cosas hasta obtener las verdades más fundamentales… y entonces razonas a partir de ahí.”

El acercamiento de primeros-principios tiene raíces profundas.

Hace 2,300 años, Aristóteles dijo que un primer principio es “la primer base de la cual se conoce una cosa” y que perseguir primeros principios es la clave para hacer cualquier tipo de indagación sistemática — ya sea en filosofía, como lo hizo él, o en negocios, como lo hace Musk.

Mientras que Musk admite que argumentar desde los primeros principios “toma mucha más energía mental,” y puedes terminar con resultados novedosos o incluso innovadores.

El método de los primeros-principios fue crucial para el inicio de Space X.

Cuando Musk y su equipo estaban intentando estimar cuánto costarían los primeros cohetes SpaceX, pudieron simplemente buscar entre los productos que estaban en el mercado. Pero como el blog 99u demuestra, su equipo no quedaba satisfecho con ese argumento basado en analogía. En lugar de eso, buscaron cuales eran las partes necesarias de un cohete, y averiguaron cuánto costarían los materiales en bruto.

El resultado fue alarmante: SpaceX podía construir un cohete por 2% del precio típico.

Suficiente de sabiduría convencional.

En su entrevista con Rose, Musk dio otro ejemplo:

Alguien podría — y la gente lo hace — decir que los empaques de baterías son bastante caros y que lo serán siempre porque así lo han sido en el pasado. Dirían, “Costará $600 por Kilowatt-hora. No será muy distinto en el futuro."

Pero el pensamiento de primeros principios no prestará atención al consejo de la autoridad.

En lugar de eso, comienzas a formular preguntas fundamentales. Musk continúa:

¿Cuáles son los materiales constituyentes de las baterías? ¿Cuál es el valor en el mercado de los materiales constituyentes? Tiene carbón, níquel, aluminio, algunos polímeros para la separación y una lata de acero. Desglosa eso en base a materiales, si cotizamos eso en London Metal Exchange, ¿cuánto costarían cada una de estas cosas?

¡Wow!, está a $80 dólares / Kilowatt-hora. Claramente, necesitas pensar en maneras astutas de obtener esos materiales y combinarlos dentro de la forma de una batería, y podrás obtener baterías mucho más baratas de lo que cualquiera piensa.

Con el pensamiento de primeros principios, atacas a los problemas desde un ángulo diferente, potencialmente haciendo mucho mejores decisiones.

...

Traducción del artículo original: Elon Musk Uses This Ancient Critical-Thinking Strategy To Outsmart Everybody Else

Baer, D. (2015, Enero 05). Elon Musk Uses This Ancient Critical-Thinking Strategy To Outsmart Everybody Else. Recuperado de http://uk.businessinsider.com/elon-musk-first-principles-2015-1?utm

Show Comments