Los Pueblos Mancomunados: un emprendimiento Oaxaqueño.

Existe en Oaxaca un emprendimiento poco común, formado por una serie de pueblos que han estado unidos desde antes de que llegaran los Españoles. Juntos formaron una red de emprendimiento que incluye la madera, los muebles, el ecoturismo y el agua embotellada. Es administrado completamente por miembros de dichos pueblos. Se llaman los Pueblos Mancomunados, y su red no se limita a generar estos productos y servicios, sino también a mantener el balance ecológico en los bosques que integran su territorio.

Israel Santiago García recordó que la historia de los Pueblos Mancomunados, -localizados a 60 km al noreste de la ciudad de Oaxaca- están integrados por las localidades de Santa María Yavesía, Santa Catarina Lachatao, San Miguel Amatlán, Latuvi, Benito Juárez, Cuajimoloyas, Llano Grande y La Nevería, en la región de la Sierra Juárez e Ixtlán, tienen antecedentes desde 1615: “hay documentos que hablan de esta unión de pueblos pero fue hasta el 20 de octubre de 1961, mediante un decreto nacional, que se conformó como núcleo agrario, hasta la fecha”.

Inicialmente -explicó el también fundador de esta empresa forestal- las comunidades se vieron obligadas a abrir el territorio a las empresas particulares que ya tenían una concesión en la mano, “donde el gobierno les decía ve y aprovecha, pero entonces los pueblos empezaron a notar que la empresa se llevaba todo pero no les dejaba beneficios, es cuando entonces ellos dicen no más, hasta acá, fueron 4 o 5 años de explotación por los años setentas”.

De acuerdo al último Inventario Forestal del estado de Oaxaca, elaborado por la Comisión Nacional Forestal (Conafor), la vegetación de esta región está conformada entre otras especies por coníferas, latifoleadas, bosque mesófilo y selva baja, “de manera que esta gran riqueza natural requiere de mucho cuidado y desde hace un año hemos reiniciado la ejecución de diversas medidas recomendadas por la Comisión para la Cooperación Ambiental, para mejorar y fortalecer este trabajo comunitario” agregó.

Por otro lado, la Comisión para la Cooperación Ambiental, regulada por el Tratado de Libre Comercio, en los últimos años, indicó que “una de las principales inquietudes de las comunidades de la Sierra Norte de Oaxaca había sido generar actividades económicas alternativas que favorezcan la utilización sustentable de sus recursos naturales”.

En su página, refirió que “con una economía basada fundamentalmente en la explotación forestal y una organización comunitaria eficiente, las comunidades han podido mantener un equilibrio ejemplar entre sus necesidades de desarrollo y la conservación de sus bosques, considerados entre los mejor preservados del país”. Al respecto, el gerente general reconoció que hubo atrasos para desarrollar estas propuestas, pero “desde hace un año retomamos estas acciones y llevamos un avance del 50 %”.

Premiados con el mérito forestal nacional 1999, los Pueblos Mancomunados -representados por gerentes, las y los trabajadores- coincidieron que los bosques son vida, y que detrás de cada pieza aserrada y transformada, hay agua, oxígeno, una comunidad y familias, por lo que pidieron a los gobiernos municipales, estatal y federal consumir lo que las comunidades producen como son sus muebles de madera, en beneficio de todos quienes dependen de esta valiosa actividad.

Los diversas labores de aprovechamiento forestal sustentable –que enseguida se describirán– ha hecho de las 8 comunidades que la integran, acreedoras de los programas de apoyo y merecedoras del Premio Nacional al Mérito Forestal, convocados por la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR); así como finalistas de Iniciativa México 2010, convocado por una organización conformada por los 40 medios de comunicación más importantes del país.

La empresa Pueblos Mancomunados con cuarenta años de trabajo se distingue por:

  1. Comprar su materia prima en comunidades como Santa Catarina Ixtepeji, su vecino de la Sierra Norte; lo que les da la oportunidad de ser evaluados año con año por The Rainforest Alliance, quien los certifica para Forest Stewardship Council de Cadena de Custodia (FSC) permitiéndoles competir y satisfacer las necesidades de sus clientes a través de la fabricación de muebles con madera certificada.
    Realizar procesos de aserrío, producción de madera en rollo y tablas, y llegar al proceso de secado en hornos propios, además de la comercialización de la madera, arrancaron con la fabricación de muebles.

  2. Ante el crecimiento de la empresa forestal de Pueblos Mancomunados y las empresas forestales comunitarias de Santiago Textitlán, perteneciente a la Sierra Sur e Ixtlán de Juárez de la Sierra Norte, se unen para comercializar sus productos, constituyendo en 2007, la Integradora Comunal Forestal de Oaxaca, S.A de C.V y ese mismo año, la apertura de tiendas de distribución y comercialización, denominadas TIP Muebles.

Utilizar, de manera responsable, otro de sus recursos naturales: el agua (a través del envasado del agua proveniente de los manantiales de las comunidades, se provee de empleos, principalmente para mujeres de las comunidades de Mancomunados).

  1. Desde 1997, la planta Envasadora y Empacadora Pueblos Mancomunados, comercializa su producto Inda Pura (agua pura), por su significado en zapoteco, principal grupo étnico de las ocho comunidades que la integran, convirtiéndose en la primera empresa comunal envasadora de agua de manantial del sector social. (Inda Pura es uno de los proyectos que ha tenido mucho mayor impacto distribuyendo agua de manantial en el estado de Oaxaca, en la capital, que es donde más presencia existe).
    Detonar el ecoturismo en el estado (p.ejem. ampliar su campo de actividad, logrando así en la agencia municipal de Benito Juárez, captar públicos alternativos que buscan aventura en escenarios naturales, alejados de la cotidianidad de las ciudades).
    Generadora de empleos

  2. En materia de saneamiento forestal el número de empleos registrados oscila entre 200 y hasta 350 plazas. Los empleos indirectos aproximadamente son entre 200 y 250. Sumando también los directos que se generan en la planta de agua y el ecoturismo (130), da un total de 600 empleos en promedio.

  1. Además de la producción anual de 14 mil muebles de madera certificada y de reunir los esfuerzos de siete localidades de la Sierra Juárez, Pueblos Mancomunados posee una característica especial: el desempeño de mujeres en áreas directivas y de supervisión dentro del proceso de transformación de la madera en la cadena de aprovechamiento forestal. El 80% de la plantilla de la planta de agua es compuesta por mujeres. Cabe destacar que en el caso del aserradero, la fábrica de muebles y la envasadora de agua se da preferencia a personas originarias de las 8 comunidades que integran los Pueblos Mancomunados, contando entonces con un 60% de trabajadores de la región.

  1. Crearon una red de ecoturismo que promueve visitas y expediciones a atractivos naturales de los 8 pueblos, además de interconectarlos en lugar de competir entre si, convirtiéndolos a todos en parte del atractivo. Tienen oficinas en la capital del estado, donde los turistas pueden agendar sus visitas y solicitar servicios de maneras fáciles y rápidas. Además, las facilidades turísticas cuentan con sistemas de trata de agua, reciclaje de basura, y recolección de agua de lluvia entre otras.

Participación de las comunidades

Como es característico en los pueblos de la Sierra Norte y en la mayoría del estado de Oaxaca, los comuneros son quienes tienen el poder de decisión sobre las acciones a seguir en las actividades que implique el manejo del bosque; y es la Asamblea el espacio donde se ponen sobre la mesa los temas y se toman acuerdos, se determina el rumbo de los proyectos.

A decir de Israel Santiago, Gerente General y miembro del Consejo de Administración de esta empresa: “Es donde realmente se discuten los problemas a fondo, y a través de las autoridades comunales, que son quienes representan a las comunidades, y son finalmente los representantes legales de cada una de las diferentes empresas; eso nos ha permitido a nosotros tomar decisiones a tiempo, tener respaldo de las comunidades y poder hacer nuestro trabajo, enfocarnos al ámbito de producción, de administración en nuestras empresas”.

Los habitantes de la Sierra Norte se vuelven sensibles al cuidado de sus recursos, “estamos dentro de los pueblos y al momento que se cortan los árboles, ves esos huecos y ves que se ve feo, nace entonces la inquietud de reforestar”. Hizo también un reconocimiento a la fuerza de trabajo femenina, “actualmente el 50 % de los empleos generados por los Pueblos Mancomunados son mujeres en todas las áreas y actividades lijado, barniz, pulido, herraje y tapizado, donde hay supervisoras de áreas y una gerente de industrialización”.

Actualmente, a la fuerza laboral, se han sumado mujeres, jóvenes y profesionistas “laboran nietos o hijas de los fundadores de los Pueblos Mancomunados, que con mucho esfuerzo salieron de las comunidades a estudiar a nivel técnico o profesional y regresan convencidos de que las y los necesitamos: diseñadoras, eléctricos, licenciados en administración de empresas, contadoras públicas, ingenieros químicos, industriales, etc”, expuso.

En ese sentido, entre el personal más joven se encuentra Valdemar Santiago García, de 24 años, encargado de control de producción de la fabrica, originario de la comunidad de Latuvi. Egresado del Instituto Tecnológico de Oaxaca, como ingeniero industrial, comentó que del total de la plantilla laboral, el 80 % tienen edades que oscilan de los 19 a los 30 años, procedentes de los pueblos mancomunados, pero también de poblaciones cercanas como Guelavia, Tlacolula y San Mateo Macuilxochitl, donde se ubica la empresa forestal, ubicada sobre la carretera Oaxaca-Istmo, perteneciente a San Jerónimo Tlacochahuaya, región de los Valles Centrales.

La CONAFOR, aliada de los Pueblos Mancomunados

La CONAFOR ha acompañado en su crecimiento a la empresa de los Pueblos Mancomunados, otorgando apoyos en diferentes años, para: Equipamiento de oficina, compra de maquinaria, ampliación de la planta, participación en ferias y exposiciones.

Con la experiencia adquirida y gran solidez en el mercado, Pueblos Mancomunados también forma parte del padrón de proveedores y prestador de servicios de la CONAFOR, lo que los ha llevado a desarrollar intercambios, seminarios y capacitaciones con otras empresas que están empezando.

La participación de la empresa forestal de Pueblos Mancomunados en las expos forestales organizadas por la CONAFOR, les ha servido para conocer a sus competidores, lo que los obliga a mejorar sus procesos de producción, acabado y distribución. Asimismo tener oportunidad de concertar citas de negocios con clientes potenciales.

En la actualidad Pueblos Mancomunados tiene un alto nivel competitivo en el mercado. El trabajo logrado a través del esquema comunitario de organización empresarial los coloca dentro de los primeros lugares entre las empresas forestales comunitarias a nivel nacional, ejemplo de ello es la visita de aproximadamente 30 comunidades de otras regiones y Estados para conocer su experiencia, “El tema de orientar a empresas comunitarias a venderse como tal, es una gran responsabilidad y no nos podemos equivocar”, concluyó Israel Santiago García.


Show Comments