Macron, el líder centrista que quiere unificar Francia

El pasado 7 de mayo, Francia eligió a su nuevo presidente Emmanuel Macron y con su victoria, la posibilidad de que Francia deje a la Unión Europea — como lo propuso su oponente Marine Le Pen — ha sido eliminada.

Su reciente triunfo es objeto de opuestas opiniones y suposiciones, muchos analistas ya están diciendo que si Macron no logra cumplir sus promesas económicas en los siguientes cinco años, el reto del Frente Nacional podría ser aún más rígido cuando lleguen las elecciones del 2022.

Siendo el anterior ministro de economía del presidente saliente Francois Hollande, sus habilidades económicas formaron gran parte de su campaña.

Así que ¿cuáles son algunas de sus políticas económicas?

Reformar la Eurozona

La elección tuvo como resultado una breve pero fuerte alza del euro frente al dólar, reacción del mercado ante la victoria del candidato pro-Unión Europea. Le Pen había propuesto que Francia dejara el euro y propuso un referendum en el cual los votantes Franceses tendrían una oportunidad para votar y dejar la Unión Europea.

Macron quiere que Francia se quede en la eurozona, pero quiere reformarla. En su manifesto, él quería un presupuesto en común para la eurozona y un ministro de finanzas también.

También le pedirá a Berlín que invierta y gaste más dinero en ayudar a la economía doméstica de Alemania, la cual se espera que ayude a los exportadores y manufactureros franceses en otros países Europeos.

Pero todo esto puede pasar solamente con el respaldo de Alemania. No habrán decisiones hasta las elecciones de este país que ocurrirán más tarde este año, así que por ahora solamente puede concentrarse en la política doméstica.

Ayudar a los negocios

Mientras que Francois Hollande inicialmente intentó complacer a los miembros socialistas de su partido al ser rudo con las compañías, Macron como ministro de economía, supervisó un cambio en la dirección en los tres años pasados, anunciando un acercamiento más pro-negocios.

Atacar el desempleo

La tasa de desempleo en Francia es del 10.1%. Alrededor de tres millones de personas que quieren trabajar y están buscando un trabajo no tienen uno. Es importante señalar, que en el 2001, tanto Francia como Alemania tenían la misma tasa de desempleo: 8%. Sin embargo, Alemania actualmente ronda en el 4%, mientras que Francia incrementó al 10%. Una diferencia importante que demuestra la gestión económica distinta de ambas naciones.

Aunque no tiene el peor porcentaje en Europa, está por encima del promedio de la región y mucho peor que, por ejemplo, Holanda, donde está justo encima del 5%, y Alemania, donde está debajo del 4%. La cifra para el Reino Unido está debajo del 5%.

El desempleo juvenil es particularmente malo con uno de cada cuatro menores de 25 años sin trabajo.

Macron dijo que espera disminuir el desempleo al adelgazar algunas leyes laborales, apuntando a que sea menos pesado para los empleadores acoger a nuevos empleados.

El Fondo Monetario Internacional estima que será difícil disminuir el desempleo debajo del 8.5% sin una reforma fuerte.

Pero una cosa a favor del presidente electo es que el sindicato más grande del sector privado es ahora el moderado CFDT (Confederación francesa democrática del trabajo), que ahora tiene más influencia que el más militante CGT(Confederación General de Trabajo).

Macron no tiene planes de eliminar la controversial semana laboral de 35 horas de Francia una regla que no prohíbe las largas horas, pero es un límite que permite el pago de tiempo extra. En lugar ha dicho que permitirá a las empresas crear acuerdos con sus empleados respecto a sus horarios y paga.

Y tal vez otro signo de esperanza. La economía ha estado creando empleos al paso más veloz que se ha visto en décadas.

Interés por incorporar a la juventud en riesgo a la economía

Como antiguo ministro de economía, Macron, un ex-inversionista banquero, apuntó a una escuela a una subvención de la Unión Europea para abrir un programa piloto y entrenar a jóvenes en riesgo. La idea nació después del ataque terrorista en el 2015 que puntualizó los peligros de dejar atrás a aquellos que viven en los suburbios desolados de Francia, llamados banlieues (literalmente, suburbios.),los cuales están densamente habitados por inmigrantes.

El Señor Toulmet, quien tuvo la oportunidad de conocer a Macron cuando el candidato aún era ministro de economía recordó la conversación que plantó la semilla para el programa piloto en el centro que ahora administra para jóvenes en riesgo.

Macron le preguntó qué podía hacerse para ayudar a los adolescentes y a los jóvenes que vivían en áreas como la suya. Toulmet explicó que la escuela necesitaba un programa para jóvenes conflictivos que no estaban preparados para los estudios vocacionales, pero no había dinero para eso.

En ese momento, Macron le dijo de la subvención de la Unión Europea que estaba disponible para los gobiernos locales — en este caso, la prefectura de St. Denis. El programa piloto ahora tiene 190 estudiantes y está casi en su máxima capacidad.

“La Francia de los suburbios necesita movilidad,” dijo en ese momento. En esas áreas, dijo, “menos jóvenes tienen acceso a la escuela, menos tienen acceso a la cultura y menos tienen acceso al empleo.”

Agregó, “La Francia suburbana y la Francia rural tienen derecho a tener éxito, a desarrollarse y tenemos que permitirle que progrese, tenemos que invertir en ambas.”

Macron estaba mostrando su impulso tecnocrático para pelear contra las malas prácticas sociales y económicas y sus medidas sencillas y prácticas, trabajando con aquellos que necesitan trabajos usando programas tradicionales y bien dirigidos que son innovadores y no son demasiado imaginativos.

Mathieu Plane, un economista en el Observatoire Français des Conjonctures Économiques, el economic research center for the Sciences Po, una universidad en Paris, dijo que muchas de las propuestas de Macron no son tan diferentes de aquellas que colocaron en la silla presidencial al poco popular François Hollande. Pero las políticas no han sacado a Francia de su estancamiento económico.

Una diferencia es que Hollande funcionó en una plataforma socialista, pero como presidente introdujo un plan de crédito de impuestos para nóminas de corto plazo para reducir los costos ascendentes de labor, haciendo que muchos socialistas se sintieran traicionados. Macron ha dejado claro que apoya una variedad de estímulos que ayudan a las empresas, quiere hacer al crédito tributario de nómina permanente y empujar las reformas a las leyes laborales aún más.

Ha apoyado a un plan de estímulo de 50 billones de euros para reducir el desempleo — — el cual incluye invertir en programas de entrenamiento para un millón de jóvenes y ofrecer bonos a los negocios que contraten a gente de los suburbios empobrecidos — — y también alojan otras propuestas que se concentran en más innovación y en modernizar la infraestructura.

“Tiene un programa social-liberal que con el mismo espíritu de la administración federal de cinco años que acabamos de tener," dijo Plane de Macron.

Esto crea la inquietud de si los planes de Macron serán suficientes para Francia: suficiente para estimular trabajos mientras que facilitan los efectos de la globalización, los cuales han sembrado tal enojo que aproximadamente 40% de los votos de la primer ronda de la elección se fueron a los candidatos populistas, tanto en la extrema derecha como en la extrema izquierda.

Los empleadores se mantienen reacios a agregar empleados permanentes por el costo de los impuestos de seguridad social, los cuales pueden sumar casi 50 % a cada salario.

Aún cuando la paga es baja, los estudiantes incapaces de encontrar un empleo permanente, regresan a las escuelas vocacionales, como a la que Macron le consiguió la subvención Europea, a obtener un segundo diploma en un campo relacionado o en uno distinto, pues eso es lo máximo que pueden obtener para intentar mejorar para conseguir empleo.

Macron está intentando cambiar ese ciclo renunciando al requerimiento de que los empleadores paguen impuestos sociales por sus nuevos empleados, lo cual reduciría significativamente el costo de contratar y, como él espera, estimular la creación de empleos.

Le gustaría hacer que las horas de empleo fueran más flexibles y también ofrecer a las compañías incentivos financieros para contratar gente de vecindarios pobres.

Gobierno enfocado en combatir al desempleo

Macron cree que puede ahorrar 60.000 millones de euros en cinco años. lo cual no es muy radical, por ejemplo, el rival electoral Francois Fillon había propuesto 100.000 millones de euros de recortes de gastos.

Una medida concreta que se conoce, es la de recortar cerca de 120.000 puestos de trabajo del gobierno al no sustituir a los funcionarios cuando se jubilan.

También quiere que los subsidios de desempleo estén disponibles para los grupos que actualmente no son elegibles, incluidos los trabajadores autónomos, los emprendedores y los agricultores.

Y mientras otros países europeos buscan obligar a la gente a trabajar más tiempo antes de tener derecho a las pensiones estatales, la edad oficial de jubilación de Francia seguirá siendo de 62. Sin embargo, el presidente electo tiene planes de reformar el sistema para hacer los pagos de pensiones más estrechamente ligados a lo que los individuos pagan.

Muchas de las medidas de Macron, están enfocadas en la generación de empleos, y aunque a muchas personas les puede parecer contradictorio que el presidente electo combine ideas de negocios para enfrentar problemas sociales, la manera en que Macron piensa gobernar es descrita en su esencia de la siguiente manera:

“Macron es una especie de populista en el centro. El populismo puede ser de derechas, de extrema derecha, de izquierda o de extrema izquierda, pero también puede ser centrista. Él está diciendo a la gente que efectivamente las cosas están mal y que no es de derecha ni de izquierda. Les dice: síganme, soy un líder fuerte”, apunta Marlière, profesor de política francesa y europea de la Universidad de Londres.

...

Traducción y edición de los artículos originales: Macronomy: What are Emmanuel Macron's economic plans? , To Understand Macron’s Economic Vision, Look to France’s ‘Last Chance’ Students

Atkinson, S. (2017, Mayo 08). Macronomy: What are Emmanuel Macron's economic plans? BBC News. Recuperado de http://www.bbc.com/news/business-39841164
Rubin, A. J. (2017, Mayo 05). To Understand Macron’s Economic Vision, Look to France’s ‘Last Chance’ Students. The New York Times. Recuperado de https://www.nytimes.com/2017/05/05/world/europe/emmanuel-macron-france-election-unemployment-economy.html?_r=0

Show Comments